ISLA DE PASUA: EL SUEÑO IMPOSIBLE DE ANTONI PUJADOR

ISLA DE PASUA: EL SUEÑO IMPOSIBLE DE ANTONI PUJADOR

EL SUEÑO IMPOSIBLE DE ANTONI PUJADOR

FRANCESC AMORÓS I GONELL

19,00 €
IVA incluido
Disponible en 2 semanas
Editorial:
EDITORIAL SIRPUS
Año de edición:
2006
Materia
Literatura de viajes
ISBN:
978-84-96483-20-0
Páginas:
280
Encuadernación:
Rústica
Colección:
38101-TRAVESIAS
19,00 €
IVA incluido
Disponible en 2 semanas
Añadir a favoritos

En este apasionante relato, el autor nos desliza por la geografía de la isla de Pascua y nos transporta hacia la infancia de Antoni Pujador i Estany, a su adolescencia comprometida, a su vocación de luchador por la causa de la isla de Pascua y férreo defensor de su identidad cultural, a lo largo de muchos años y hasta su fallecimiento en 1993.


Francesc Amorós recrea, con excelente pulso narrativo, las diferentes etapas de la trayectoria de Pujador a partir de incontables documentos, referencias, anécdotas y vivencias personales.


El libro, escrito con ternura y sensibilidad, recorre la múltiple personalidad de este vitalista integral que fue alpinista, piloto, director de exportación que viajó por todo el mundo y, por encima de todo, un gran enamorado de la isla de Pascua y respetado activista de los derechos indígenas.


Pujador llegó a la Isla de Pascua en 1974 y ayudó a sus habitantes, la mayoría de origen polinesio, a lograr una mayor autonomía durante la dictadura de Augusto Pinochet, por lo que fue perseguido por los servicios secretos chilenos. Pujador fue miembro y portavoz exterior del Consejo de Ancianos de Rapa Nui. Fue coautor, con Francesc Amorós y Pablo Teutsch, del primer «Mapa arqueológico-turístico de Rapa Nui». En 1987, Thor Heyerdahl invitó a Pujador y a Amorós a participar en unas excavaciones en Pascua.


El 11 de agosto de 1993 moría en Barcelona, víctima de una enfermedad irreversible, Antoni Pujador a la edad de 45 años. Con él desaparecía una persona muy conocida y querida en Isla de Pascua. Sus restos descansan hoy en Pascua, en el cementerio de Hanga Roa.